Ordenamiento territorial, reforma de la Constitución y gobierno del agua, ejes de la disertación de Laura Montero

13/09/16-

Esta semana se llevan a cabo las V Jornadas Internacionales de Derecho de Agua y Ambiente en la Universidad de Mendoza. Las mismas están dedicadas a la memoria del Dr. Edgardo Díaz Araujo y son organizadas por el Instituto de Aguas y Ambiente y la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la casa de Altos estudios.

DSC_2770 (1)

El evento comenzó ayer y contó con la presencia de la vicegobernadora de la Provincia de Mendoza, Laura Montero; el rector de la Universidad de Mendoza, Emilio Vázquez Viera; el vicerrector Miguel Mathus Escorihuela y  Carlos Parellada, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. Asimismo, estuvieron presentes el Superintendente General de Departamento General de Irrigación, José Luis Álvarez, Alberto Montbrun y Andrea Lara, de la Unidad de Enlace de la Legislatura de Mendoza.

 

El rector de la Universidad de Mendoza, Vázquez Viera brindó la bienvenida a los presentes y bregó por abrir un debate en torno a un elemento vital como es el agua. Por su parte, Miguel Mathus Escorihuela, vicerrector, indicó “hay dos temas que están en la agenda mundial, el agua y las energías limpias, no contaminantes” y agregó que “en el vasto panorama de los problemas ambientales se entrecruzan cientos de ellos que merecen dilucidarse con objetividad, racionalidad, prudencia política y sin ideologismos extremos”. Agregó que existe una premisa valedera y en especial en los jóvenes y es la defensa del ambiente.

 

Por su parte, la vicegobernadora Laura Montero realizó una contextualización “Si bien se nos elige por cuatro años, hay temas pendientes que tiene Mendoza de largo arrastre y que deben ser enfrentados con visión de largo plazo. Es por esto que no sólo hemos ratificado nuestro compromiso con los objetivos del Desarrollo Sostenible, a fin de ir generando conciencia sobre los temas que se debaten hoy aquí; sino también comenzamos a trabajar para hacer realidad el Plan de Ordenamiento Territorial, que toma la problemática del recurso hídrico y del ambiente. Asimismo, se trabaja en la reforma de la Constitución y en las leyes de fondo de agua y ambiente con una visión estratégica”. Agregó la funcionaria: “El abordaje de estos temas debe hacerse con una mirada global teniendo en cuenta cambio climático, pero con acciones locales y con el aporte de todos. Por esta razón, hemos convocado a referentes del ámbito científico, técnico, de las ciencia del derecho, entre otros”

DSC_2786 (1)

La ex Senadora Nacional brindó un pormenorizado detalle sobre la situación del riego y la producción de la provincia desde la década del70 a la actualidad, sobre el sur mendocino expresó: “Tenemos al sur mendocino con crisis sucesivas de producción vitivinícola desde los ´80; frutihortícola en los ´90 a lo que se sumó el déficit del recurso hidrico. Esto promovió un circulo vicioso, que han terminado desmejorando los sistemas de captación, conducción y aplicación. Esto hace que hoy, de las 132.000 hectáreas empadronadas para riego y de las 75.561 hectáreas reconocidas por el fallo de la corte de 1987, sólo se rieguen, a duras penas, 40.000.  A esta problemática se suma un nuevo reclamo de La Pampa de tipo ambiental, en el que piden el gobierno conjunto del agua para administrar los recursos que son propios de esta provincia. Hay una virulencia inusitada y una reticencia al diálogo porque evidentemente hacen una cuestión política de este conflicto, siendo Mendoza la única que ha invertido en obras para dar solución a los usos futuros del agua y esto, dentro de las limitaciones que describo”.

 

Montero hizo referencia a la situación en el Valle de Uco: “En una zona con gran influencia del agua subterránea y se generó una zona de restricción, justamente allí donde los cambios en el sistema productivo vinieron más dinamizados con las inversiones y con reconversiones hacia la calidad. Luego se dio lugar a dos resoluciones la 548/12 y la 164/13 que quebraron el sistema legal de concesión y dieron lugar a hechos de corrupción que todos conocen”.

 

“Frente a los problemas que describo la respuesta no sólo es legal, recuerdo que Manuel Dorrego (autor de la ley de aguas del 1884) era agrimensor, abogado y político y generó una ley adecuada que tomó rango constitucional en 1994. Más no podemos enamorarnos del pasado, es necesario pensar en los nuevos usos del agua, en la eficiencia del sistema y en un gobierno del recurso que dé respuestas” explicó Montero y agregó “debemos enfrentar algunos desafíos normativos con una visión sistémica y hacer efectivos estos derechos en vista a la proyección y la responsabilidad que tenemos hacia el futuro”.

 

Montero considera que hay que traer un sistema más pragmático para combinar un principio equitativo y justo de inherencia del agua al suelo con una entrega de acuerdo a las necesidades: “para esto, es necesaria la planificación para optimizar su uso y redistribuir de acuerdo a esas necesidades, viendo la posibilidad de incorporar -en forma innovadora al sistema hídrico- la producción de energía pensando, por ejemplo, en microturbinas”.

 

La revisión de los mecanismos de control fue un planteo concreto que hizo Laura Montero para dar contexto que también deben llegar cambios al respecto con el Gobierno del agua: “En un marco conformado por un ejecutivo (el Superintendente), por los Consejeros del Honorable Tribunal Administrativo (HTA) y la conjunción de ellos para legislar; me pregunto: ¿Nos han dado las respuestas a los problemas que venimos arrastrando desde la década del 80? Se llegó al extremo de decir que se iban a expropiar tierras, por deudas de irrigación”.

DSC_2747 (1)

“Los regantes debemos hacer un mea culpa también por esta situación, por ejemplo, solo un 10% a 15% de ellos participan en las elecciones de inspecciones de cauce. Ahora planteo, los consejeros de río del tribunal administrativo ¿no habrá que repensarlo? Y esto tengo que plantearlo en el ámbito académico, porque es aquí de donde deben pensarse las respuestas”, indicó la Vicegobernadora y amplió el tema “Lo cierto es que hay que cambiar esta realidad, hoy hay consejeros que ni siquiera viven en la zona y terminan siendo representantes políticos sin conocimiento técnico de la realidad sobre la que manejan. Hoy los elije el Gobernador con Acuerdo del Senado ¿no será tiempo de dar legitimación con los regantes y pensar en mayor idoneidad?. Se podría formar, por ejemplo, un mecanismo combinado con una terna basada en idoneidad, en la que tengan injerencia los regantes. Y aquí es donde vemos la necesidad de lograr cambios en el gobierno del agua para solucionar problemas gravísimos y debemos tomar estos desafíos”.

 

Finalmente, Montero señaló que “El problema no sólo es del Estado y su capacidad de gestionar, sino también del mundo académico, científico-tecnológico y del sector privado. Hay una crisis detectada y no estaría a la altura del cargo que represento sino hablara con honestidad e intentara buscar una solución integral a los problemas que he planteado. La decisión política es la capacidad de decidir en función de esta responsabilidad que nos dio la ciudadanía y el poder debe ser poder de acción para transformar esa realidad, se pude hacer sólo desde el Estado, pero estar a la altura del desafío requiere también cooperación y la concurrencia de todos los que tienen parte de la solución del problema, a esa tarea los convoco”.

La actividad continuará hoy con talleres organizados por la Universidad de Mendoza.