Presentan la quinta edición del libro del padre Llorens en la Legislatura de Mendoza

16/11/2017-

“Macuca- Opción fuera de la ley”, narra las experiencias del padre jesuita dentro del barrio San Martín y el trabajo que las cooperativas vecinales realizaron dentro del lugar. La propuesta fue impulsada por el senador Luis Böhm y la diputada Patricia Galván.

La Legislatura de Mendoza fue sede de la presentación de la V Edición del libro “Macucca- Opción fuera de la ley”, autoría del padre jesuita José María Llorens. 

Además se donaron ejemplares a las distintas organizaciones presentes. Por ello fue que la biblioteca de la Legislatura de Mendoza cuenta con cinco ejemplares.

La reimpresión del libro arriba citado, fue realizada por el SADOP-MENDOZA ( Sindicato Argentino de Docentes Privados) ,en el que relata la historia de un conglomerado urbano, del oeste de la Ciudad de Mendoza, denominado Barrio General San Martín.

El motivo trascendente de dicha reimpresión es rescatar la obra social, política, educativa y evangélica que refleja el compromiso y accionar de “Macuca  Llorens”, que llega en junio de 1958 al llamado Basural del Oeste, y como el sostiene el ya tenía nombre pero no había nacido…desde el evangelio denuncio la injusticia social imperante..!!!

Al inicio de su obra pastoral y social, se insertaría a través de los Campamentos Universitarios de Trabajos, que estaban en la zona para realizar tareas de prevención, organización social, relevamientos sociales y cuidados de salud….esta imprudencia según el relata, golpeó su vida, cuando comprendió que tenía que vivir  personalmente esa vida en forma solidaria, la que había golpeado sin asco el rostro de todos los universitarios de ese  campamento

De la actividad participaron los autores del proyecto, senador Luis Böhm y diputada Patricia Galán; la representante de la fundación Padre Llorens; la secretaria general de la SADOP, Esher Linco Lorca; entre otros.

Durante el acto, Elvira Romano expresó su alegría por tener a alguien que facilite que dicho ejemplar llegue a diversas manos ya que lo calificó como una maravilla. Además explicó que en el barrio atravesaron situaciones muy difíciles y agradeció a las personas que brindaron su tiempo y brindó su corazón para que esta situación se revierta.

Por su parte, el senador Luis Böhm explicó que el objetivo del libro sirve como herramienta. Además dio su parecer en cuanto a lo que genera el capitalismo y a la función que cumplen los medios como formadores de opinión.

“Hay muy pocos espacios que se animen a criticar estos modelos y son muchas las personas que como “Macuca” dan estas batallas en los barrios de nuestra Provincia”.

También brindó información sobre el relevamiento que arrojó el Registro Nacional de Barrios Populares, cuyo objetivo central es entregar Certificados de Vivienda Familiar a los habitantes de villas y asentamientos.

También comentó que el criterio que utilizaron para considerar un asentamiento fue la presencia de ocho o más familias con carencia de dos de los servicios básicos (luz, agua, cloaca).

Finalizando su alocución, el legislador expuso: “Sólo la lucha de poder popular y el pueblo organizado son capaces de reivindicar los derechos de los ciudadanos”.

El Padre LLorens

El sacerdote jesuita llegó a Mendoza en 1958 trayendo la experiencia de los “sacerdotes obreros” aprendida de la obra del jesuita Alejandro del Corro. Por esa época dirigía a grupos de estudiantes secundarios de Acción Católica que ayudaban en la construcción de casas de un barrio obrero en las afueras de Buenos Aires.

Eligió vivir en el Barrio San Martín en la Navidad de 1964, acompañando un proceso de organización comunitaria, conformando la cooperativa con la que se construyeron gran parte de las viviendas del Barrio.  Macuca se expresaba siempre en plural. Decía que para poder concretarlo “fue que aprendimos a vivir fuera de la ley”. Así se llamó su libro: Opción fuera de la ley. Porque para la ley, esa población no existía. Entonces él decía: “Lo que no se pudo hacer de día, se hizo de noche. Así, por tres años se fue “robando” luz, agua, arreglo de calles, reparto de lotes, todo sin aprobación, hasta que, tras constancia y organización, finalmente las cooperativas lograron la remodelación urbana.

Un capítulo aparte merece la relación de Macuca con los jóvenes universitarios. Era una verdadera “aventura cristiana” que despertó la vocación de muchos profesionales, que militaban por meses y años en el Barrio San Martín ofreciendo sus servicios a cambio del bien recibido.

Fue uno de los dirigentes más importantes para que se consolide en la zona oeste de la Ciudad de Mendoza una rica tradición de organización comunitaria, que está presente en estos tiempos: bibliotecas populares, centros de jubilados, uniones vecinales, clubes y  emprendimientos de la economía social.

En lo educativo fue impulsor del centro que hoy lleva su nombre, iniciado en 1979. Surgió como un centro de formación y apoyo educativo, dando respuesta a una necesidad de las familias del Barrio, para que sus hijos pudieran concluir la escolaridad obligatoria. En 1989 pasó a ser una escuela primaria común y en el año 2001 se inició el nivel secundario. Este constante progreso comunitario permite hoy a sus estudiantes y sus familias acceder a una profunda y sólida formación personal y social.

Pocas experiencias comunitarias en la historia reciente de Mendoza han sido tan movilizadoras como la de Llorens desde el punto de vista social. Y siguen presentes en la memoria y en las prácticas de esta querida comunidad del Barrio San Martín.

Macuca Llorens murió el 19 de noviembre de 1984 en Buenos Aires, pero seguía viviendo en una piecita de la parroquia del Barrio San Martín. Él eligió que sus restos mortales descansen en su parroquia “Virgen de los Pobres”, por la que tanto trabajó después de que los “hombres tuvieron su casa”, en la intersección de las dos calles principales del barrio, una de esas calles lleva su nombre como justo homenaje a su fecunda obra y nos lo recuerda a cada paso que damos.