La vicegobernadora Laura Montero asistió a la celebración de los 1oo años de la escuela Antonio Epifanio Díaz.

06/10/2017-

Con un emotivo acto por parte de autoridades, personal no docentes, maestras, alumnos y vecinos se celebró el centenario de la escuela Nº 1-131 “Antonio Epifanio Díaz” de San Rafael.

Cuando la escuela se creó, en 1917, se llamaba Escuela auxiliar de Primera. Luego tuvo el nombre de Escuela pre-infantil mixta en Ñacuñan y hace 50 años, con la construcción del establecimiento, se la denominó  Antonio Díaz, un reconocido profesor de la escuela Normal de San Rafael e impulsor del pupitre unitario. La escuela cuenta con una matrícula de 600 alumnos.

El acto contó con la presencia de la Vicegobernadora, quien puso en valor el trabajo de los más de 50 docentes en este establecimiento y también el de los integrantes de la comunidad educativa, expresó “Ellos trabajan con el accionar de la escuela, con las mejoras, con las preocupaciones para llevar adelante la tarea educativa de la mejor manera y es bueno encontrar aquí, además de los chicos quienes alegran el patio y reciben el acto educativo- a ex alumnos y ex maestros que siguen acompañando la tarea que se hace aquí”.

La vicegobernadora recordó a su padre, Dr. Rodolfo Montero, y uno de sus pacientes presente en el acto: “Rindo homenaje a ellos por ser pioneros en la educación de valores, en formación, en integridad, en la entrega” y destacó la figura de Augusto Marcó del Pont y su libro “San Rafael la ciudad del porvenir”.

“Este tiempo nos impone el desafío de ver en que lugar estamos, es un milenio nuevo, de las nuevas tecnologías que aceleran los procesos y debemos asumir dicho desafío con mucho compromiso, aprovechar las tecnologías pero sin perder la mirada humana”, concluyo Montero.